15 tips y trucos para inciarse en Clash Royale

2022-01-19 Publicación de contenido patrocinado

En esta ocasión te presentamos 15 tips y trucos para iniciarse en Clash Royale con el pie derecho. Además, entre ellos encontrarás diversos consejos que te servirán sí o sí aunque ya tengas experiencia.

 

15 tips y trucos para inciarse en Clash Royale

 

1. Usar el elixir correctamente: El elixir de Clash Royale es una poción de color púrpura que consume cada carta en medio de la batalla, pero debes utilizarlo con cautela si quieres ganar más partidas. Es decir, no uses la primera carta que esté disponible, ya que a veces no es la más útil.

 

Analiza primero a tu enemigo antes de atacar y busca su punto débil. Por ejemplo, no ataques con flechas si puedes usar cartas de ataque cuerpo a cuerpo para enemigos cuerpo a cuerpo.

 

2. Usar correctamente las cartas de ataque a larga distancia: Hay diversas cartas de ataque a larga distancia, así que debes saber usarlas. No las coloques en el área de batalla cerca de cartas cuerpo a cuerpo enemigas. Lo ideal es atacar a distancia con las cartas de flechas y otros ataques a larga distancia.

 

Al principio puede ser efectivo atacar de cerca y con flechas a cartas enemigas cuerpo a cuerpo, pero a medida que avanzas y subes de nivel tus cartas te aparecen enemigos más poderosos, los cuales no son fáciles de vencer.

 

 

  3. Dejar las malas costumbres: Este es un juego de estrategia, así que debes usar tu mente sí o sí. De lo contrario, estarás estancado en un nivel bajo y nunca mejorarás. Por ejemplo, hay ju gadores que solo actúan por inercia según el dicho común: “como vaya viniendo vamos viendo”.

 

Esto es una mala costumbre en todos los juegos de cartas como Clash Royale y Brawl Stars. ¿A fin de cuentas lo que importa es poner la mayor cantidad de cartas? No, la verdad es que con una carta bien elegida puedes hacerte con la victoria fácilmente.

 

4. Esperar que el enemigo coloque sus primeras cartas: El inicio de la batalla es crucial, así que, generalmente, hay que esperar que el enemigo coloque sus primeras cartas. Después, sabrás en qué cartas gastar el elixir, haciendo que el enemigo caiga rápido (derribando su primera torre).

 

Sin embargo, hay excepciones en las que puedes comenzar el ataque primero que el enemigo. Pero para ello hay que tener excelentes combinaciones de cartas.

 

5. Mejorar las cartas: Cuando comienzas a jugar Clash Royale vas obteniendo oro y otras recompensas si ganas batallas. También, a veces con el simple hecho de iniciar sesión en el juego puedes obtener recompensas. Cuando tengas diversas recompensas acumuladas y ganes varias batallas podrás aumentar de nivel a tus cartas o tropas. Si mejoras las cartas, aumenta el daño que hacen.    

 

 

6. Estudiar o analizar las estadísticas de tus cartas: Siempre hay que analizar todo en Clash Royale, más aún las estadísticas de las cartas, ya que no todas las cartas ofrecen el mismo nivel de daño, rango o alcance, daño por segundos, etc. Muchos jugadores no alcanzan altos niveles en el juego porque no estudian las estadísticas.

 

Este juego es muy matemático, así que conocer las estadísticas será siempre algo imprescindible para convertirse en un Pro Player. Después de conocer profundamente tus cartas haz lo del siguiente punto.  

 

 

7. Ganar la batalla en el último momento: Dado que las partidas normalmente duran 3 minutos es importante mirar el reloj para ver el tiempo transcurrido. En los últimos 60 segundos (cuando el elixir se carga mucho más rápido) puede que te emociones demasiado y gastes el elixir sin pensar bien. De hecho, muchas veces invertimos todo o casi todo el elixir en defender tus torres.

 

Sin embargo, debes estar mirando el reloj y la vida de las torres enemigas. Muchas veces te concentras en defender y olvidas atacar. Si una torre enemiga tiene poca vida, guarda suficiente elixir y lanza un ataque potente antes de finalizar la partida. Este ataque derribará una torre y posiblemente te dará la victoria. En resumen, defiende tu área, pero no dejes de lado la ofensiva.  

 

8. Estudiar las estadísticas de las cartas que aún no tienes: Las cartas de los enemigos pueden ser diferentes a las tuyas, sobre todo en cuanto a estadísticas y habilidades. Por lo tanto, hay que revisar todas las cartas, incluyendo las legendarias, para que sepas a qué clase de enemigos te vas a enfrentar en cada batalla.

 

Además, puede ser que obtengas en el futuro las cartas que usan tus enemigos, estudiarlas antes de obtenerlas te dará mucha ventaja en el juego.

 

9. Ir al campo de entrenamiento a menudo: Muchos juegos de la actualidad tienen un modo de entrenamiento donde podrás usar las cartas y probar distintas estrategias. Clash Royales también es uno de ellos, puesto que en el campo de entrenamiento te enfrentas a “entrenadores reales” que, aunque llevan ese nombre, son controlados por la IA del juego (no son personas).

 

Ve al campo de entrenamiento y práctica con diversos mazos de cartas y estrategias. En el modo entrenamiento no ganarás cofres ni alcanzarás copas, pero será útil para entender más el juego y mejorar.

 

Tal vez te interese: Guía de inicio y consejos para jugar Clash Mini

 

10. Utilizar cartas que ataquen solo a las torres enemigas: Las cartas usan personajes que atacan todo lo que se les cruza por el camino, pero la verdad es que no siempre sucede igual. Es decir, algunas cartas solo atacan las torres enemigas, no se distraen con otros personajes en la batalla, van directo hacia las torres.

 

Unas de las cartas más útiles para atacar solo a las torres enemigas son la del Gigante y los Monta Puercos. Sí, el Gigante es lento, pero en este aspecto resulta bastante útil. Al usar una carta de estas el enemigo se ve forzado a defender sus torres y así gastará parte de su Elixir en ello, evitando cierta cantidad de daño en tus torres.

 

11. Combinar tus unidades: No envíes a una unidad (carta de alguna unidad) sola, porque puede ser derribada con mayor facilidad por tu oponente. Lo mejor es que coloques en la batalla dos o más unidades, según las opciones que tengas en el momento.

 

Por supuesto, esto significa que debes esperar más tiempo hasta que cargue la cantidad de Elixir necesario para colocar 2 o más unidades juntas en la batalla. Una opción viable es usar al Gigante junto algún Mini P.E.K.K.A, Lanzarrocas, Bruja o Verdugo.

 

 

12 .Hacer una contra ofensiva eficaz: Cuando el enemigo envía tropas para atacar a alguna de tus torres laterales coloca una tropa barata frente a tu rey. De este modo, distraes a las tropas enemigas (o eso es lo que técnicamente se espera).

 

Si el enemigo cae en la trampa y ataca tu unidad barata, eso te dará tiempo para cargar más elixir y armar una contra ofensiva eficiente. Algunas tropas de los enemigos no caerán en la trampa, dependiendo de las unidades que el jugador esté usando en ese momento, pero vale la pena arriesgarse.

 

13. Sacrificar una torre lateral: Cuando ves que el enemigo envía muchas tropas fuertes y ataca una sola de tus torres laterales, no siempre es ideal defenderla, sobre todo si ya ha perdido mucha vida. Al contrario, a veces es mejor sacrificar tu torre y enviar tropas para atacar una de las torres enemigas.

 

Básicamente, se trata de hacer un contraataque con daño colateral, siempre y cuando la torre central de tu Rey no se vea comprometida.

 

14. Usar la estrategia del fútbol: Si hay algo que nos hace morir en la batalla es ir por más torres enemigas cuando ya tenemos la victoria casi asegurada. Para evitar perder la batalla inesperadamente hay que esperar que el enemigo gaste su elixir atacando tus torres. Una vez que el enemigo haya colocado sus cartas defiende tus torres a como dé lugar.

 

Por supuesto, esto solo es recomendable cuando tienes la ventaja, de lo contrario debes seguir realizando estrategias ofensivas. Lo más común es asegurar la batalla y esperar en tu casa para proteger las torres, ya que las partidas son rápidas, es decir, en pocos segundos se acaba el tiempo y ganas la partida. Es como en las partidas de fútbol, ya que a veces los jugadores se concentran en defender si han metido suficientes goles.

 

15. Descansar y evitar el estrés de las malas rachas: Un consejo importante es descansar después de perder varias batallas, ya que esto te puede frustrar o molestar y al final no haces las mejores jugadas. Ve a tomar algo, caminar o correr y vuelve al juego en otro momento.

 

Además, debes saber que a veces las partidas son más difíciles, según la hora del día o los jugadores con los que el sistema te empareja. Vuelve al juego en otro momento del día para ver si hay oponentes de nivel equilibrado o similar a tu fuerza.

 

Finalmente, te dejamos con un “Consejo Bonus”, que es, por supuesto, jugar Clash Royale en PC. Para ello, descarga Clash Royale en LDPlayer, un emulador ligero, rápido y que sirve con PCs de altos o bajos recursos.

 

Con LDPlayer podrás ver las imágenes en una pantalla más grande que la del dispositivo Android, también puedes escuchar los efectos de sonido con el Home Cinema y descansar las orejas de pesados cascos gaming. De hecho, puedes configurar los controles del juego o añadir un joystick para jugar como si estuvieras en una consola de videojuegos.

 

Descargar Clash Royale en PC

FAQ NUEVAS